domingo, 8 de marzo de 2009

Cometas

En todos los orfanatos de China hay bebés con problemas médicos que necesitan una dosis extra de atención especial. Estos niños se encuentran entre los más vulnerables debido a que nacen con necesidades médicas que, a menudo, no pueden ser atendidas en una institución. Por eso LWB ha ido creando lo que llamamos Casas de Curación, con personal preparado para que dediquen su tiempo a cuidar y criar a estos niños.

Una de las necesidades médicas más comunes que encontramos en los orfanatos es la de labio leporino y/o paladar hendido. La vida en estas instituciones es muy dura para estos pequeños ya que debido a su incapacidad para alimentarse correctamente no mejoran como debieran y la vida se convierte para ellos en una verdadera lucha por la supervivencia.

LWB tiene abiertas dos Casas de Curación, una en la provincia de Anhui y otra más reciente en Henan. Los niños tienen un lugar cálido donde estar, con cuidadoras especialmente entrenadas, se alimentan leche enriquecida de biberones especiales para que crezcan sanos y cojan el peso que necesitan para ser operados. LWB se encarga de su cirugía y postoperatorio hasta que se encuentren fuertes y curados. La estancia media de estos niños en las Casas de Curación es de cuatro meses. Una vez que el menor se ha recuperado vuelve a su ciudad, generalmente a una familia de acogida y con mayores probabilidades de encontrar una familia adoptiva.



No hay comentarios:

Publicar un comentario