viernes, 10 de abril de 2009

Preciosas tierras y buena gente

Día intenso el de hoy y cargado de emociones, para variar…

Hemos salido hacia el Hospital Militar tempranito. Tras una hora de viaje, hemos llegado y nos encontrado con un Hospital grandísimo. Nos han dicho que tiene 60 hectáreas!! En la zona de pediatría, había muchos niños con sus padres y en la mayoría de los sitios no nos han permitido sacar fotos, pero ha sido impresionante ver el hospital desde dentro. Con camas en los pasillos y biombos como queriendo marcar territorio. Lo primero que hemos visto ha sido el lugar de los niños prematuros. Había una niña que nació con 27 semanas, ahora tenía 30 y aunque se le veía tan chiquitita nos han dicho que tenía muchas ganas de vivir. Una de las cosas que más me ha llamado la atención es ver a muchos niños el pelo rasurado y con agujas en la cabeza: acupuntura. Al principio impresiona… Pero lo que me ha producido una inmensa alegría es que allí había muchísimos niños con problemas serios y sus padres estaban allí, apoyándoles, animándoles, ayudándoles. No sé, será que estoy demasiado acostumbrada a ver abandonados a niños ‘no perfectos’ y ver esto me ha alegrado muchísimo.

Después hemos salido hacia el orfanato de Fuling. En cuanto hemos dejado la gran ciudad hemos empezado a ver montañas y como estaba nublado, se veía todo precioso. Las dos terceras partes de Chongqing es montañoso, rural. Tras hora y media hemos llegado al orfanato viejo y tras hacer una visita de la guardería que hay ahora montada allí nos han llevado a comer. Os puedo asegurar que la comida de hoy ha superado a todas! Qué barbaridad de platos han sacado… y por supuesto, hoy también con licor y el consabido ‘kanpei’ pero no nos han llenado los vasos muchas veces :-)

Después por fin nos han llevado al nuevo orfanato que está situado en lugar increíble, en las montañas. Entre la niebla se adivinaba un templo budista enfrente… un lugar realmente bonito, aunque un poco aislado. Dentro del orfanato nos han dejado fotografiar a los niños, charlar con las cuidadoras… hemos estado un buen rato allí, pero sobre todo he estado hablando con la médica encargada del orfanato. Vaya joya de mujer! Desde luego, los niños no pueden estar en mejores manos mientras están allí.

Tras casi dos horas de coche, bastante cansados Aitor y yo pensábamos que nos traerían al Hotel, pero en lugar de eso nos han llevado a ver un lugar precioso y después a cenar. La verdad es que no teníamos nada de hambre, pero nos hemos vuelto a poner las ‘botas’… ya veréis en las fotos, qué sitio más original, tipo japonés pero con una comida típica de aquí que llaman ‘el caldero’.

Mañana es nuestro último día en Chongqing. Por la mañana iremos a hacer una excursión y por la tarde al aeropuerto. Dormiremos en Shanghai para comenzar el domingo el viaje de vuelta a casa… qué bien suena :-)))), aunque nos va a dar mucha pena irnos...

Chongqing-Fulin:
http://picasaweb.google.es/jonegereka/10Fulin#slideshow

Fulin-Chongqing:
http://picasaweb.google.es/jonegereka/10FulinCh#slideshow

2 comentarios:

  1. Son unas fotos preciosas!!! y habéis hecho un montón de cosas!!!

    Gracias!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  2. estoy disfrutando un monton , con las fotos y todo lo que cuentas , felicidades muchos besos.
    Carmen

    ResponderEliminar