sábado, 19 de septiembre de 2009

El ejemplo de María: Una gran lección

Siempre digo que la vida me sorprende constantemente y esta semana lo ha vuelto a hacer.

He ‘conocido’ a una familia de Málaga de las que no abundan hoy en día. Una familia de las que considero ‘ricas’, no por el dinero, sino por los valores y la educación con la que hacen crecer a sus hijos. Personalmente pienso que ésta debería ser noticia de telediario y no otras muchas que son las que abundan y de las que pienso que la ‘gente’ se contagia porque de tanto escuchar hasta piensan que es lo ‘normal’.

Estar trabajando por los niños con necesidades médicas me ha llevado a conocer a personas increíbles pero lo que voy a contar ahora no me había tocado vivir y me llegó al alma.

María es una niña de Málaga que como otras muchas niñas y niños de su edad celebró su primera comunión este año. No la conozco personalmente pero lo que he conocido de ella esta semana ha sido lo más bonito que una persona puede tener y que ella ha demostrado que lo tiene con mayúsculas: su corazón.

Ella con su juventud e inocencia ha demostrado ser más madura que muchos adultos. Decidió que el dinero que se iba a destinar a su primera comunión lo quería donar para ayudar a alguien que realmente lo necesitara y así, sus padres, han estado esperando a encontrar ese momento precioso, hasta esta semana.

Hace pocos días, han ayudado a cambiar la vida de cuatro niños. Dos de ellos necesitaban ayuda médica urgente para salvar sus vidas y en breve serán operados. Los otros dos, necesitaban ayuda médica para tener una calidad de vida digna y lo van a tener gracias a la generosidad de María.

“María, GRACIAS por ayudar a salvar la vida de estos niños. Sabes que siempre formarás parte de la historia de sus vidas?? Imagino lo orgullosos que estarán tus padres y no es para menos!!”

Ojalá que seamos capaces de educar a más niños como María. Este mundo sería tan diferente…

No hay comentarios:

Publicar un comentario