domingo, 25 de octubre de 2009

Madres de acogida

A principios de semana supimos que Shana se fue. Ella era una niña que esta semana iba a hacer un año. Tuvo la mala suerte de nacer con parálisis cerebral. Como desde pequeñita necesitaba mucha atención, encontramos una madre de acogida maravillosa que se ha dedicado a ella durante estos meses consiguiendo que fuese una niña feliz y querida. Ahora está destrozada… pero sé que con el tiempo empezará a florecer dentro de ella todo el bien que ha hecho a esta niña y sentirá un calor bonito que solo produce el amor desinteresado, el amor con mayúsculas.

Personalmente admiro muchísimo a estas mujeres. El trabajo que hacen por los niños es terrible.
Esta semana he estado pensando mucho en ellas…

No hay comentarios:

Publicar un comentario