viernes, 18 de junio de 2010

Saramago

Ha muerto Saramago y la noticia me ha entristecido enormemente. Pero dentro de la tristeza nos ha dejado una herencia impresionante a todos, en palabras, en ejemplos, en humanidad.

Me gustaría compartir con vosotros estas palabras suyas:

"Las miserias del mundo están ahí, y sólo hay dos modos de reaccionar ante ellas: o entender que uno no tiene la culpa y por tanto encogerse de hombros y decir que no está en sus manos remediarlo —y esto es cierto—, o bien asumir que, aun cuando no está en nuestras manos resolverlo, hay que comportarnos como si así lo fuera".

Ha sido un placer leerte y seguirá siendolo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario