martes, 27 de julio de 2010

Timothy

Hace unos meses os hablaba de un niño muy especial que vivia en China y que tenía Talasemia. Él necesitaba trasfusiones muy a menudo y esto le producía otras complicaciones... Fue una inmensa alegría para todos los que trabajamos en LWB y para todos los que con vuestro apoyo hacéis posible que podamos ayudar a miles de niños como él, saber que iba a ser adoptado ya que su futuro en China era bastante incierto por no decir negro.

Pues... por fín va llegando el gran día. En poco menos de un mes, sus familia americana irá a por él a China. Su vida dara un giro impresionante y se le abrirán las puertas para un futuro maravilloso.

No obstante, en casos como el suyo, en los que me invade una inmensa alegría por él, no puedo evitar sentir un pellizquito de tristeza, porque sé lo que va a suponer para su madre de acogida, quien tanto ha pasado junto a él y que le ha dado muchísimo cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario