martes, 5 de octubre de 2010

Discriminación por sexo

Cuando oímos hablar que en China discriminan a las chicas y no las quieren, nos escandalizamos, les criticamos y les 'ponemos a caldo'. Sin embargo, no tenemos ningún reparo en 'rechazar' en adopción a los niños por el simple hecho de ser 'varones'. ¿Cómo aceptar esta hipocresía? ¿Cómo no se hace algo desde las administraciones y las ecais encargadas de hacer llegar estas asignaciones? He sido testigo en más de una ocasión de cómo se 'pasa página' a un rechazo por razones de sexo y se permite seguir adelante en el proceso a unos padres que simplemente no querían un niño. Permitimos que se justifique esta demanda con frases como: "como tengo una niña en casa, quiero una hermanita para ella"; "es que siempre he soñado con una niña..."; "es que las niñas son mas cariñosas y los niños más revoltosos..." (quien dice esto desde luego no ha sido padres de niños ni de niñas!!); y un largo etc. de autojustificaciones.

Qué queréis que os diga, entiendo que se tengan preferencias, pero lo siento, las preferencias NO pueden ser excluyentes. No cuando hablamos de huérfanos que tocan a la puerta para que los acojas en tu casa. Y me sale escribir esto porque siento una impotencia horrorosa cada vez que veo llegar una actualización de John. Si él fuera chica, estaría felíz y contento viviendo con una familia, pero no, él es chico y lleva esperando y esperando a una familia durante demasiados años. Él lo tiene cada vez más difícil, por la edad y por el sexo. Me parece muy injusto.

Por favor, si conocéis a alguien que quiera y pueda adoptar un niño de 9 años, acordaros de él...

4 comentarios:

  1. Yo lo he vivido en carne propia. El expediente de mi hijo iba a ser devuelto, había sido rechazado en innumerables ocasiones. No por su cardiopatía, ni por ser "mayorcito". Lo habían rechazado, lisa y llanamente, por ser varón. Y yo me alegro, porque ahora es mi hijo, mi precioso, cariñosísimo, inteligente y revoltoso hijo...La vida lo ha querido así, y yo estoy infinítamente agradecida. Pero aún así, a veces no puedo evitar mosquearme.
    Entiendo las preferencias. Yo misma prefería una niña hasta que la voz de Esther, al otro lado del teléfono, me dijo que era niño, igual que cuando la ecografía te confirma el sexo de tu hijo y te das cuenta de que "esa niña" o "ese niño" era exactamente lo que tu querías....Entiendo que quieras una niña después de tres varones, y al revés. Pero no excluye. O que no teniendo ninguno, quieras que el primero sea niña...o niño...Pero lo que no entiendo, y me produce asombro y dolor es como una pareja que ha pasado por un calvario de tratamientos de fertidad sin resultado, con todo su coste emocional, para luego embarcarse en lo que una adopción supone, se permita el lujo de rechazar a una criatura porque "es varón"....Que me perdonen quienes piensan así, y creedme que los hay....Pero quien rechaza a ese ser humano no merece llamarse madre ni padre. Suena muy bestia lo que voy a decir, pero que se compren una muñeca y le hagan coletitas.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, yo creo que es una cuestion de falta de madurez, y hacer castillos en el aire con muy poco margen de cambio..., simplemente, estas personas no serían idóneas en un proceso de adopción hecho muy profundamente, sus perfiles psicológicos no serían válidos para poder afrontar lo que les viene: un hij@, y todo lo que eso conlleva..
    Hablo desde la inexperiencia, ya que todavía no tenemos a nuestro niño/a, pero creo que esto de tener hijos es todavía una cuestión de tradicción, no un acto de amor, como lo que es, amor a tu microcosmos, amor a quien se lo trasmites, amor por la suerte de poder compartir tu microcosmos con esa persona y amor por todo lo que ese ser va a aportar a tu vida, sean sacrificios o alegrías...; bueno,no sé, estas personas que prefieren niñas..., espero que sean las niñas de sus sueños..., pq no serán lo que ellos habrían imaginado sólo por ser niñas, serán un reto nuevo en su vida... ayudarlas a vivir sean como sean...., ellos sabrán...; en lo que a mí concierne me cuesta entender estas posturas,..,, pero claro sólo vivo en mi piel...
    En cuanto a John, estoy segura que habrá familias que le acogeran, nosotros esperamos nuestra primera asignación, en cuanto él o ella esté aquí, la siguiente será un pasaje verde probablemente y no sé si John, pero alguien nos va a hacer muy felices...., y le vamos a hacer reir horas y horas, y si tiene 9 años, fantástico, aprenderemos a pronunciar mandarín mejor.
    Felisa

    ResponderEliminar
  3. la verdad es que yo entiendo que quieras un sexo o que te tire más, pero de eso a decir NO a una asignación, me parece que va un mundo.
    Aunque yo conozco muchos hijos que son el tercero o incluso el cuarto esperando a ver si llegaba el niño o la niña, estoy con vosotros y si ese niñ@ no cumple nuestras expectativas,lo devuelven.
    A mi me hacia ilusión la niña, pero siempre pense que podia ser chico, de echo tenia nombre elegido a la vez que el de mi hija y pensaba mucho en él, probre me decía a mi misma si luego es chico no habre pensado nada en él. Al final fue niña pero un hijo es un hijo no se le quiere por lo que lleva entre las piernas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Cada vez que se renuevan los apadrinamientos y veo que John sigue ahí ¡me dá tanta pena!, pero lo terriblemente injusto es que sea por ser un niño. No se lo merece :(

    ResponderEliminar