sábado, 12 de febrero de 2011

Bao Bei Hui Jia

Hoy he recibido un correo que me ha dejado perpleja... no sé, imaginaba que algún día leería algo parecido pero verlo ya en marcha me ha descolocado un poquito. Hasta ahora había visto personas individuales que se dedican a esto, pero no con un permiso oficial de China. Os cuento.

Hablan de conectar personas. Por una parte, hay familias biológicas chinas buscando a 'sus' niños y por otra familias que tienen hijos adoptados que están o pueden estar buscando los padres que hayan dado la vida a su hijo. Les acaban de dar permiso oficial para poner en una web a aquellos niños que han sido adoptados en el extranjero. Esto se puede ver (los que contacten con ellos claro está) en la sección Bao Bei Hui Jia (como un servicio complementario, pero que haciendo click en el nombre te lleva a la web). Se ha permitido a BBHJ a poner la foto e información del menor en la web y desde las oficinas de Pekin se recibirán las llamadas de aquellas familias chinas que digan que son los padres biológicos.

Cuando encuentren a una familia con altas probabilidades de serlo se ponen en contacto con la familia adoptiva y le dan la información. Dicen que no ofrecen ninguna información a la familia China hasta que las pruebas de ADN lo confirmen. También enviarán estas pruebas a las familias adoptiva. Dicen que con la cantidad de personas 'perdidas' que son anunciadas en foros públicos hay que ser muy prudentes y tomar muchas precauciones y que ellos lo hacen.

Podeis ver esto en: http://www.abrightmoon.com/

Lo que no entiendo es cómo pretenden que las familias biológicas se pongan en contacto con ellos reconociéndose como parte de algo que se supone que está castigado, perseguido, prohibido...

2 comentarios:

  1. Ese comentario del final es lo que me deja asombrado, quizás es un cambio de mentalidad respecto al abandono y por otro lado es estupendo ójala pudiera conocer a la madre biológica de mi hija, mi madre dice que hay una energia que hace que esa madre sepa que su hija esta bien, que es feliz y querida. Ahora es pequeña pero investigaremos el dia que ella quiera y ójala encontremos la aguja en el pajar.
    Un saludo
    maría

    ResponderEliminar
  2. Esto hay que seguirlo y comprobarlo bien. Sería estupendo. Sobre todo que comprueben bien todo, porque eso he pensado yo, que al menos estemos seguros de que son la familia de origen. Ahora Martín sólo mira hacia adelante. Pero yo creo que tengo la obligación de saber para ofrecerle a él la oportunidad de completar su vida si quiere, es más, creo que lo debo educar para que un día quiera y pueda afrontar la verdad, y dejar que él me enseñe cómo disfrutar de los cambios, de la vida tanto como él y también vivir hoy y gozar con la brisa que viene de mañana. Martín, mi corazoncito, te deseo que siempre la alegría llene tu alma.

    ResponderEliminar