viernes, 11 de febrero de 2011

Falsos diagnósticos

Hace ya bastante en la revista de Niños de Hoy publicaban un artículo muy interesante sobre los falsos diagnósticos de niños hiperactivos. Cuántas veces oímos a algún 'bocazas' decir que algún niño es hiperactivo simplemente porque no para quieto... (y cuántos niñ@s adoptados de China conocéis que paren quietos...) si lo que tiene que hacer un niño precisamente es eso, moverse y descubrir el mundo y más en el caso de muchos niños adoptados que han estado vegetando hasta que han encontrado a sus familias y llegan con mil carencias...

Cuando leo informes médicos de niños que están esperando para ser adoptados descubro que en ninguno pone que son hiperactivos pero en muchos leo con tristeza que ya están etiquetados de autistas. En mi último viaje a China tuve la oportunidad de tener de cerca, de jugar y de pasar un tiempo con niños diagnosticados de autistas en orfanatos. Si bien es cierto que más de uno lo eran (o me lo parecían sin ser una experta), muchos de ellos los pondría entre comillas pues no me lo parecían, eran sencillamente adorables. Me parecían niños muy recuperables con dosis extra de cariño y de paciencia. Su comportamiento me parece mas bien inteligente en el sentido de que para sobrevivir en el lugar donde están deciden optar por ese camino... qué hubieramos hecho, cómo nos hubieramos comportado nosotros en nuestros comienzos en la vida si hubieramos pasado y hubieramos visto lo que ellos?

Y una vez que llegan a sus familias, pensar en cómo se sentirán estos niños, si además del 'expediente' que traen, en la 'necesidad' que existe de compararlos con el 'patron' que se supone que tienen que cumplir... se les van añadiendo etiquetas, y hacemos que vayan sintiéndose más y más frustrados. Cuántos falsos diagnósticos se harán cuando los niños están ya en sus casas?

He visto muy de cerca cómo en el mundo educativo no saben qué hacer cuando se encuentran con un 'reto diferente' y cuando un niño que llega a sus manos no entra dentro de la 'caja de zapatos'. Y me refiero a tanto si el niño en cuestión sobresale por arriba o por debajo. Si el niño en cuestión sobresale por arriba, aún... pero si es por abajo, ves que se van barajando hipótesis de todo tipo, desde falta de atención con o sin hiperactividad hasta el autismo.

Sé que no es facil valorar sobre todo a un adoptado, teniendo en cuenta sus circunstancias y las mochilas que traen encima (y más cuando te pones a pensar que en la mayoría de los casos desconoces toda la valiosa información acerca de su pasado y lo vas descubriendo poco a poco). Muchos han vivido abandono, negligencia e incluso abusos y es un camino de muy largo recorrido... pero están deseando de que alguien les enseñe la vida desde otro punto de vista y a ser felices.

Os dejo con la historia de Lorenzo:

http://www.editorialjuventud.es/3781.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario