miércoles, 16 de marzo de 2011

Pequeños supervivientes

Me encanta ver el antes y el después de la vida de un niño cuando recibe ayuda y todo sale bien.

Este es el caso de una pequeña superviviente que entró en manos de LWB cuando apenas tenía 7 meses, en octubre de 2008. Ella estaba realmente enferma y en los huesos. Como hacemos de costumbre, empezamos rápidamente a pedir donaciones para ayudarle y en un par de meses lo conseguimos. Pero ella estaba tan débil que pillaba una infección tras otra y nos decían que no se le podía operar hasta que estuviera un poco fuerte. Hubo muchas veces que pensábamos que se nos iba.

A finales de agosto del 2009 los médicos decidieron practicarle una cirugía paliativa, con el objetivo de aliviar los síntomas y conseguir que tuviera una mejor calidad de vida (ella no estaba lo suficientemente fuerte para soportar una operación mayor). La operación fue mejor de lo que esperaban los médicos y le dieron de alta a los pocos días.

Desde entonces ella ha ido recuperandose y cogiendo fuerzas y si esto fuera poco, hay una familia que en breve irá a China para adoptarla. Qué lecciones nos dan estos peques... no sé de dónde sacan fuerzas!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario