lunes, 9 de mayo de 2011

Programa de educación

Como ocurre cuando cambiamos nuestros ritmos diarios, hoy tenía muchos correos pendientes entre los cuales hay uno que me ha llegado especialmente, escrito por Amy, nuestra directora de LWB, en el que habla del nuevo programa de educación de LWB. Se está informando a niños/as a los que vamos a ayudar en este programa para que puedan estudiar, y leyendo sobre ellos, una vez más siento ese pellizco en el corazón. Tampoco puedo evitar el pensar cómo en nuestra sociedad los niños protestan por tener que ir al cole o que hay que estar empujándoles para que estudien.

Me gustaría compartir con vosotros este momento tan significativo en el que se le informa a una niña que se le va a ayudar económicamente y que va a poder estudiar... la pobre se echa a llorar... a llorar por poder hacer algo tan básico como formarse!! Se me parte el alma. Esta niña no es huérfana pero vive en una familia con muchas necesidades y con una madre discapacitada. Tiene 14 años y jamás ha tenido una fiesta de cumpleaños, ni le han comprado ropa nunca, siempre ha dependido de lo que le podían ir dando.

Os iremos informando sobre este nuevo programa por si queréis ayudar a est@s niñ@s.

Y como estoy hablando del programa de educación, me gustaría pasaros el link del video del programa de educación Mama's Wish (localizada sobre todo en la planicie tibetana):

http://www.youtube.com/watch?v=qnVgL2Lfacw&feature=player_embedded#at=209

3 comentarios:

  1. Hola! Soy profesora y estoy haciendo un master online. Estoy muy sensibilizada con este tema que comentas ya que estuve el año anterior ayudando en escuelas en sudamerica. Es totalmente cierto lo que dices, que aquí los alumnos no hacen más que quejarse por ir al colegio y en cambio en otros lugares del mundo se agradezca tanto esta oportunidad, hasta el punto de ponerse a llorar.
    Muy interesante el post y el link :)

    ResponderEliminar
  2. Te juro Jone que he tenido que mirar las fotos mas de una vez para poder reconocer algo de aquella niñita fragil y vulverable que nos mostrate la primera vez.
    Que gusto verla ahora con esa sonrisa enorme que la ilumina toda la cara

    ResponderEliminar
  3. Ojalá todos los niños tuvieran acceso a una educación.

    ResponderEliminar