miércoles, 6 de julio de 2011

Situaciones

Hace poco recibí un mensaje de una persona a quien no tengo el gusto de conocer pero que se desahogó de alguna manera conmigo con el mensaje que me mandó. Esta persona es monoparental y es hombre. Hablaba sobre los procesos de adopción y acogimiento y me decía que si bien se alegraba de todos los avances que habían conseguido las mujeres en esta sociedad, le dolía sentirse inmensamente indiscriminado en muchos temas. Entre ellos los de la adopción. No puedo mas que decirle que tiene razón... pero que no ceda y que siga peleando.

Casi a la vez, recibí otro mensaje en el que me hablaban de que estaban buscando familia para un niño 'mayor' que estaba en un orfanato y que cada vez que veía un occidental, le preguntaba si ya tenía familia para él, el pobre decía que estaba esperando y deseando tener alguien con quien compartir su vida, de que le cuidaran y le quisieran... jo, qué duro!!

No sabéis lo que me hubiera gustado poder unir a los dos protagonistas de los mensajes y que hubieran podido formar ese equipo por el que llevan suspirando tanto tiempo. Sin embargo, no puedo hacer nada...

A la persona que me contactó me gustaría animarle a no tirar nunca la toalla. Seguro que antes o después conseguirá realizar su sueño. Y sobre el niño... qué os voy a decir, que OJALÁ haya más familias que se abran a la adopción de niños mayores. Desesperan por tener una familia!!

1 comentario:

  1. Qué impotencia!!! Verdad??? alguien que quiere y otro alguien que necesita y que no se pueden unir para vivir felices ambos...qué injusto!!!
    Pilar

    ResponderEliminar