domingo, 4 de septiembre de 2011

Lecciones de la vida

En el viaje médico de hace un par de años conocí a JD. Un niño de unos 7 años que aún tenía el paladar abierto y el Dr. Ness se lo iba a operar. Me impresionó mucho su historia y también conocer a Tao, el profesor que descubrió su situación y quien desde enctonces no ha parado de ayudarle. Quizá alguno recordéis la historia.

Por eso, cuando hoy he visto noticias y fotos sobre él, me he emocionado... Él vive con la abuela en unas condiciones terribles (ella es la madre del mendigo que le encontró y que murió cuando el niño tenía unos 4 o 5 años, por si no os acordáis) . Él ayuda a la abuela a limpiar la ropa, a preparar la comida, y a todo lo que haya que hacer.

Espero que os guste saber que JD está bien, a mí me ha encantado oír algo de él ya que me suelo acordar muchísimo. Además, basta con ver la cara de la abuela para saber que es muy querido, me encanta, aún en la dureza de su realidad es un niño muy querido y con 'suerte'.

Comparto con vosotros estas fotos suyas:








1 comentario:

  1. Y...pensar que...podría ser mi hijo...porque...qué habría sido de mi hijo si su destino hubiera sido otro, similar al de este niño...???
    Pilar (gracias, Jone...tus entradas tan sabias y merecedoras de miles de seguidores)

    ResponderEliminar