martes, 22 de noviembre de 2011

Cuando la vida sigue

Hay días en los que se suceden las malas noticias, una tras otra. Esta semana está resultando nefasta. Son ya tres los niños que no hemos podido evitar que se nos vayan y lo peor es que otra niña preciosa que vive en familia de acogida, ha sido diagnosticada de meningitis y ha perdido la conciencia hoy por la mañana... No puedo evitar pensar en su madre de acogida ni en los cientos de miles de niños que hay en los orfanatos y en cuántos morirán en soledad.

De verdad, a veces siento una rebeldía interior tremenda ante estas situaciones e intento buscarle algún sentido a todo esto... Seguiré pensando en la pequeña Lindsey, la niña de la meningitis y en quienes están cerca de ella, acompañandola. Sé que lo tiene difícil para salir para adelante pero seguiré pensando en que puede llevar la contraria a los médicos, que puede decirles que están equivocados y que va a salir de esta...

Por esto, no os podéis hacer idea la alegría que me he llevado hoy cuando al abrir el ordenador me he encontrado con un mensaje en el que nos notificaban que desde una empresa han aprobado donar para los niños de LWB. Gracias a todos por ser las semillitas que hacen que esto sea posible.

No me cansaré de daros las gracias, sois vosotros los que lo hacéis posible. Os aseguro que esto cambiará a mejor la vida de muchas personas.

Pero hoy... hoy me toca darte las GRACIAS a tí Horten, de corazón.

1 comentario:

  1. Lindsey, yo sé por experiencia que sois pekes especiales, supervivientes y que teneis una fuerza y un aguantes imposible en otros niños.......lo tienes que conseguir, lo vas a conseguir.
    Un besito volador y toda mi energía para tí.

    María

    ResponderEliminar