jueves, 29 de diciembre de 2011

El corazón perfecto

Por varias razones, he estado varios días sin internet... Anoche, ya de vuelta a casa, pensé en compartir con vosotros un precioso 'cuento' que estaba leyendo. Cuál ha sido mi sorpresa hoy al leer entre los correos pendientes que me estaban esperando, uno que especialmente me ha llegado especialmente. Nos escribía una madre contándonos que tras los cantos de Nochebuena, su hija le dió los 60€ que había recaudado para comprar ropita para los niños que están en los orfanatos... Muxu haundi bat Ane. Ipuin hau bereziki zuretzako da...

El corazón perfecto

Un día, un joven se situó en el corazón de un poblado y proclamó que él poseía el corazón más hermoso de toda la comarca. Una gran multitud se congregó a su alrededor, y todos admiraron y confirmaron que su corazón era perfecto, pues no se observaban en el ni marcas ni rasguños.Si. Coincidieron todos en que era el corazón más hermoso que hubieran visto; todos menos un anciano, que se acerco y dijo:

-Tu corazón no es ni siquiera aproximadamente tan hermoso como el mío.

Sorprendidos la multitud y el joven, miraron el corazón del viejo y vieron que, si bien latía vigorosamente, estaba cubierto de cicatrices y hasta había zonas donde faltaban trozos, y éstos habían sido reemplazados por otros que no encajaban perfectamente en el lugar, pues se veían bordes y aristas irregulares alrededor.

Es más; había lugares con huecos, donde faltaban trozos profundos. La gente se sobrecogió. ¿Cómo puede decir él que su corazón es mas hermoso? El joven contempló el corazón del anciano, y al ver su estado desgarbado se echó a reír.

- Debes estar bromeando -dijo-. Compara tu corazón con el mío... El mío es perfecto. En cambio, el tuyo es un conjunto de cicatrices y dolor.

- Es cierto -dijo el anciano-, tu corazón luce perfecto, pero yo jamás me involucraría contigo... Mira, cada cicatríz representa a una persona a la que entregué todo mi amor. Arranqué trozos de mi corazón para entregárselos a cada uno de aquellos que he amado.

Muchos, a su vez, me han obsequiado un trozo del suyo que he colocado en el lugar que quedó abierto. Como las piezas no eran iguales, quedaron bordes irregulares, de los que me alegro, porque me recuerdan el amor que hemos compartido. Hubo oportunidades en las que entregué un trozo de mi corazón a alguien, pero esa persona no me ofreció un poco del suyo a cambio. Ahi quedaron huecos.

El joven y la multitud estaban muy conmovidos. El anciano continuó hablando:

- Dar amor es arriestar, pero a pesar del dolor que esas heridas me producen por haber quedado abiertas, me recuerdan que sigo amando a ciertas personas, y alimentan la esperanza de que algún día, tal vez, regresen y llenen el vacío que han dejado en mi corazón. ¿Comprendes ahora lo que es verdaderamente un corazón hermoso?

El joven permaneció en silencio; unas lágrimas humedecieron sus ojos. Se acercó al anciano, arrancó un trozo de su hermoso y joven corazón, y se lo ofreció. El anciano lo recibió y lo colocó en su corazón; luego, a su vez, arrancó un trozo del suyo, ya viejo y maltrecho, y con él tapó la herida abierta del joven.

La pieza se amoldó, pero no a la perfección porque no eran idénticas, y se notaban bordes irregulares.

El joven miró su corazón, que ya no era perfecto, pero le hacía sentir mejor que antes, porque el amor del anciano fluía en su interior.

jueves, 22 de diciembre de 2011

Felices Fiestas

Una vez más tenemos la Navidad tocando la puerta sin darnos tiempo a enterarnos que ha pasado un año más... qué barbaridad! La relatividad del tiempo... a veces va tan despacio y otras tan de prisa!!

Sé que es difícil para quienes hemos perdido alguien querido ver estas fechas con la magia que vivíamos de niños pero si tenéis peques cerca, intentar verlo con sus ojos... os ayudará...

Hace un rato he visto un vídeo que ha preparado nuestra querida Julie, que es la Directora de las Casas de Curación y os puedo asegurar que yo he vuelto a sentir esa magia... Me he sentido felíz de formar parte de esta enorme familia que formamos todos los que estamos cada día pensando en cómo ayudar a quienes de otra forma seguramente morirían. Me gustaría que lo viérais y os sintiérais también orgullosos de formar parte de ella y si podéis, sentir la magia de la Navidad en cada niño, en cada sonrisa, en cada foto que aparece en el vídeo... Todos formamos una red de amistad, voluntad, deseo, amor y sobre todo esperanza!! Sin el granito de arena que ponemos cada uno, esta magia seguramente no existiria.


Que el 2012 podamos llegar a más niños y podamos decirles que aunque sus vidas comenzaron con un 'despertar' difícil, hay esperanza para ellos y que la vida puede ser maravillosa.

Feliz Navidad y felices fiestas!

sábado, 17 de diciembre de 2011

Sobre adopciones

El otro día, leía a una madre que llevaba más de 4 años esperando para que le ofrecieran un bebé para adoptar... Simplemente no pude ni constestarle pero sentí mucha tristeza por cómo está montado todo el asunto burocrático de las adopciones. No sé, igual es que yo funciono diferente... pero si yo ofrezco mi nombre a la administración para adoptar sabiendo que ahora mismo hay muchísimos niños en los orfanatos esperando, cómo se me permite decirles... Sí, quiero ser madre, pero de ninguno de esos que están esperando y que tienen la urgencia de encontrar unos padres, eh?? el mío está aún por nacer... y en lugar de desear que no abandonen ya más niños, es como si estuvieran esperando a que le abandonen!! ... y encima, impaciente de que eso ocurra... ¿Tiene sentido??

Hace tiempo que ví estos vídeos sobre la adopción de Pasaje Verde y los niños con necesidades especiales. y esta semana los he vuelto a ver. Hay muchos países y demasiados niños esperando, pero como el país que yo mas conozco es China, comparto estos vídeos que hablan del Pasaje Verde:

parte 1
http://www.youtube.com/watch?v=X5yRkahxelI&feature=related

parte 2
http://www.youtube.com/watch?v=jiuOmdOgUI8&feature=related

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Gracias

Me gustaría compartir con todos vosotros un email que hemos enviado desde LWB-S a todos los que han colaborado para que nuestro sueño de poner en marcha una Casa de Curación nueva en China se haga realidad. Hubo personas que no pusieron su correo electrónico al hacer la donación y a los que no hemos podido hacerles llegar este escrito, por lo que espero que si andáis por ahí, podáis ver, leer y sentir nuestro sincero agradecimiento. Y a todos los que me soportáis todos los días o intermitentemente... también, GRACIAS por seguir ahí :-)

Se acercan fechas especiales en los que nos apetece estar de manera más intensa con la familia y con las personas que nos son más cercanas por eso no podemos evitar acordarnos de todos los que habéis querido entrar o seguir en la gran familia LWB, aportando vuestro granito de arena, para ayudarnos a llevar a nuestros niños la esperanza de un futuro con una calidad de vida. Sabéis que nos gusta mirar el futuro con optimismo, por eso hemos preparado un vídeo de agradecimiento pensando en todos vosotros. Nos gustaría que lo vierais sintiendo las gracias que os dan cada uno de los niños que os miran desde el otro lado y otros muchos que no aparecen. Sin vuestra ayuda, esos cuidados, esas operaciones, esos padres de acogida, esas sonrisas en las escuelas... no serían posibles. Nos gustaría mucho que os sintierais parte de sus vidas, porque lo sois.

La canción que hemos escogido para enviaros este vídeo tan especial tiene también su historia y nos parece que debemos de compartirla con todos. La canción es de La Oreja de Van Gogh y la primera vez que la oímos nos pareció que estaba escrita directamente pensando en los padres de esos niños que son abandonados... No pudimos evitar escribirles a los de La Oreja para pedirles permiso. Por supuesto nos dijeron que sí y así es cómo imágenes y letra se han unido para llegar a vosotros. Espero que lo disfrutéis.

Especialmente para vosotros:
http://www.youtube.com/watch?v=7sPGIes0IgU&feature=youtu.be

Junto con estas líneas, nos hubiera gustado muchísimo poder informaros de que la Casa de Curación está en marcha, pero aún no hemos completado la cantidad que necesitamos para ello y debemos seguir recaudando. Por supuesto, os informaremos de los pasos que vayamos dando. Si queréis no obstante, pasar la voz para que quien buenamente pueda y quiera colaborar lo pueda hacer, nuestra cuenta es la de siempre: Bankia: 2038 1865 4360 0028 0657

GRACIAS de corazón!!

martes, 13 de diciembre de 2011

Escuchar a los adoptados

Hace mucho que admiro a todos los que forman La voz de los Adoptados, les escucho cuando tengo la oportunidad y leo siempre con atención y especial cariño lo que escriben (www.lavozdelosadoptados.es). Aunque no siempre comparto todo lo que dicen, les entiendo en sus frustraciones, rabias, inquietudes... y me encanta cuando veo cómo con toda la rebeldía inteligente que les lleva a compartir sus vivencias, van evolucionando. Si no conocéis su blog, os invito a que le echéis un vistazo y les leáis. Es muy interesante.

Cada uno, seamos adoptados o no e independientemente de las circunstancias que nos rodean, evolucionamos de diferente forma. Ya sé que esto es evidente, pero me apetecía decirlo porque quiero compartir con vosotros también unas reflexiones que he leído de una chica de origen Coreano que fue adoptada en USA, de su blog http://heartmindandseoul.typepad.com/weblog/. Sé que yo no soy adoptada y que no he podido sentir mil remolinos que les acompañan a ellos de por vida, y sólo por eso desde antes siquiera de opinar, me produce un profundo respeto el leerles.

Os pongo en español los 23 pensamientos de sus vivencias que comparte con todos:

1. Muchas veces me avergoncé de la cultura de mi país de origen porque era profundamente diferente de la de mi familia y mis amigos. Quizás demasiado a menudo mis orígenes sirvieron de interminables fuentes de bromas y ridiculización tanto por parte de extraños, como de mis propios compañeros de clase.

2. A pesar del amor incondicional de mis padres adoptivos, no podía evitar sentir que yo fuí para ellos su última oportunidad de convertirse en padres.

3. Expresiones como "Gracias a Dios que existe la adopción" o " Bien, por lo menos hay muchos niños abandonados en el mundo para adoptar si no logramos tener hijos por nuestros propios medios" sólo servían para reforzar mi creencia de que la adopción es realmente, para una gran mayoría de parejas, el último recurso para crear una familia.

4. Una de las cosas que más agradecía en mi infancia era no tener una hermana que fuera hija biológica de mis padres. El mero hecho de pensar en tener que compararme o compartir a mis padres con una hermana que fuera su hija "de verdad" me resultaba insoportable. Se r la mayor y la única chica en mi familia me servía para decirme a mí misma que era especial, aunque no siempre me lo creyera.

5. En lugar de escuchar tantas veces la frase "Qué suerte tienes de que te adoptaran", me habría gustado oír al menos una vez algo como "A veces tiene que resultar duro ser adoptada, ¿no?"

6. Recuerdo que la insaciable necesidad de ser perfecta era una forma de hacerme sentir más valiosa y, por lo tanto, reducir las posibilidades de ser abandonada de nuevo.

7. Igualmente, la insaciable necesidad de controlar todo lo que me rodeaba era una forma de sentirme sana y salva durante una época en la que me sentía una persona de usar y tirar.

8. Mi mente llegó a entender porque mi madre Koreana me tuvo que abandonar, pero mi corazón no.

9. Cuando me decían que "(mi madre biológica) me quería tanto que renunció a mí para poder darme una vida mejor", yo sólo sentía un terrible miedo de que mis padres adoptivos me llegasen a querer de esa forma tan intensa.

10. En lo más profundo de mi pensamiento, me preguntaba si alguna vez sería lo suficientemente buena en algo. Después de todo, fuí abandonada siendo un bebé: ¿por qué abandonaría alguién a su bebé a no ser que fuese malo e indeseado?

11. Soñaba con volver a Korea para ser capaz de "encajar" entre la gente de mi edad. Habría dado cualquier cosa por ser al menos por una vez una chica popular, guapa y "normal", en lugar de ser la chica cuya mera apariencia física despertaba tantas preguntas y suposiciones indeseadas.

12. A menudo imaginaba formas de parecer más occidental para no sentirme un monstruo.

13. Me preguntaba cómo se sentiría una siendo la hija por la que alguien hubiera luchado con todas sus fuerzas, en lugar de ser la hija cuyos padres Koreanos no quisieron y la hija con la que mis padres adoptivos tuvieron que conformarse.

14. Me sentía increíblemente culpable cada vez que me sentía triste o mal sobre mi adopción. Era mucho mejor guardame todo mi dolor para mí misma que herir a mis padres contándoselo, esos padres que yo sabía que me querían y adoraban más que a sus propias vidas.

15. Me acostumbré a darle la vuelta a mi historia de adopción para poder sobrevivir.

16. Me resultaba imposible enfadarme u odiar a mis padres Koreanos por haberme abandonado y, sin embargo, también me resultaba imposible perdonarme a mí misma por haber sido abandonada.

17. Llegué a un punto en el que mi mente realmente se creyó todo lo que yo misma decía sobre no tener ningún tipo de sentimientos ni de repercusiones por el hecho de ser adoptada, incluso cuando mi corazón y mi cuerpo se sentían marcadamente diferentes por ese hecho.

18. El cuerpo nunca miente por mucho que le pidas que finja.

19. Mis rabietas, pataletas y golpes de ira eran mi forma de intentar deciros: "Tengo un profundo dolor en mi interior y más que nada en el mundo me da miedo que algún día me abandonéis".

20. El amor, por muy profundo y abundante que sea, nunca puede borrar el pasado.

21. A pesar de todo, sabía que superaría todo ésto.

22. Había querido y había sido querida y esperaba que algún día mereciera realmente esa emoción.

23. Deseaba que lo que otros veían de bueno en mí, algún día fuera evidente también para mí misma. Y que ojalá, con la ayuda de Dios, aprendiera a quererme y a perdonarme de verdad.

domingo, 11 de diciembre de 2011

Hace un año...

Mi día ha amanecido con el recuerdo de lo que fue el día de hoy hace un año. Mi casa se había convertido temporalmente en un 'albergue internacional'... y estaba a tope. Comenzó el día muy temprano con un desayuno calentito, muchísima ilusión y los nervios ante lo que nos esperaba ya que no sabíamos cuánta gente real iba a acudir a la grabación del Lipdub, ni tampoco cómo saldría todo, puesto que la mayoría de la gente que aparecería, no había estado en el ensayo general de la víspera. Y encima, hacía un frío impresionante.

Me ha hecho gracia y me ha encantado ver que no soy la única que mantiene ese acontecimiento en el recuerdo con muchísimo cariño... Me ha gustado abrir el ordenador y leer este mensaje:

"Hoy justo hace un año que pasamos frío.
Hace un año que un montón de gente se movilizó.
Hace un año que algunas calles de Irún se llenaron de rojo, negro y blanco.
Hace un año que una idea, con mucho esfuerzo y amor se hizo realidad.
Hace un año que los maravillosos niños de China llenaron el corazón de mucha gente.
Hace un año que se consiguieron dibujar muchas, muchas sonrisas...
Y por todo ello no puedo más que recordarlo y volver a decir, ¡¡¡GRACIAS!!!

Guardo mil recuerdos e imágenes de ese día tan bonito, fue muy, muy especial."

Esta semana ya me había sorprendido con otro regalo de mensaje. Esta vez me enviaban fotos de nuestros niños, que volvían a llenar este año el escaparate de una tienda muy especial. La mejor tienda de fotografía de Irun y la mejor de muchos kilómetros a la redonda: Mila esker Lamia!


¿Qué decir?? GRACIAS!!! Gracias a todos en este aniversario tan especial...