sábado, 4 de febrero de 2012

¿Necesidades especiales de los padres?

Como sabréis, el perfil de los menores que esperan en los orfanatos de los distintos países para salir en adopción internacional ha ido cambiando muchísimo. Los protagonistas de los artículos y comentarios que solemos leer con respecto a este tema, son normalmente los niños con necesidades especiales, que si no sabes muy bien a qué se refieren estas dos palabras tan terribles: 'necesidades especiales', te terminan asustando, verdad?

Me gustaría deciros que estas palabras, esta etiqueta que se les ha puesto, no os tiene que dar miedo, porque los niños a los que se refieren estas palabras son niños reales, normales que necesitan más o menos ayuda, más o menos operaciones, o simplemente no necesitan mas que una familia. Pienso que no son los menores en sí los que han ido cambiando en los orfanatos sino las etiquetas que les vamos poniendo a los niños, teóricamente para intentar ayudarlos, pero la realidad nos dice que lo que hacen estas etiquetas es disfrazar un deseo de acercar a los futuros padres adoptantes el niño que están queriendo 'elegir' para adoptar y no viceversa que es como debería funcionar.

Como llevo metida en esto bastante tiempo, he ido viendo la evolución del proceso y la verdad es que no me gusta mucho. Las instituciones que se supone que son los velan por los derechos de estos niños han ido dando demasiado protagonismo a los deseos de los padres adoptivos de ese hijo soñado... Muchos de los niños que ahora tienen la etiqueta de necesidades especiales, en lugares como China, antes salían en la adopción por vía normal, pero ahora no. Se ha ido permitiendo en el mundo adoptivo el poder hacer una 'selección' del tipo de menor que se desea adoptar... ¿Cómo es posible esto? Hasta hace poco se daba por supuesto que los padres entraban en una lista de espera, como en un supermercado que coges tu número y cuando llega al número que te han asignado, 'te toca' y te dan el menor con 'el perfil' que has pedido...! (y sí, me temo que para mí, aquí entra también el que en tu perfíl ponga: niño sano -a poder ser niña- de 0 a 2 años). No se supone que es al revés?? No debería existir una bolsa inmensa de padres al que pudieran acceder las administraciones oportunas que tienen acceso a los datos de los orfanatos y centros de menores y que fueran ellos los que emparejaran la bolsa de padres con los niños existentes según el perfíl de esos padres, estudiando quiénes de ellos pueden cuidar mejor al niño para quien se está buscando familia? Os imagináis la revolución en el mundo adoptivo si se empezara a etiquetar a los padres/madres por necesidades especiales??

Otro tema que me 'chirría' es que de alguna forma, dado cómo está enfocado el tema hoy en día, el futuro de los niños que están esperando a ser adoptados en los diferentes países está en la adopción internacional y más especificamente en la vía de necesidades especiales, por la razón que os he comentado antes de las etiquetas que les hemos ido poniendo a todos ellos: unos por la edad, otros porque nacieron con una cardiopatía (da igual que en muchos casos sea leve o incluso esté curada...), o por estrabismo, o por malformaciones como fisuras labiopalatinas, o pie equino o le falte alguna extremidad o sea portador de Hep B... la lista es tan larga como cualquier cosa que se os ocurra... rizando el rizo, incluso el sexo del menor a adoptar... y qué quiere decir esto? pues si miráis en la forma de poder adoptarlos, en qué hacer si quieres adoptar, te dirigen a las ECAIS, que son entidades privadas. ¿Es justo esto para los niños? Más de una familia que se me ha acercado buscando información, ha querido adoptar sin ECAI pero no se les permite... En el caso del Pasaje Verde en China, muy al principio, cabía la posibilidad de poder adoptar un menor de necesidades especiales por protocolo público, que en el argot adoptivo significa 'por libre', ó por ECAI. ¿Por qué ahora no se puede en algunos países? ¿Estamos realmente trabajando por los derechos de los menores?

10 comentarios:

  1. Qué etiqueta más fea y que miedo da a mucha gente. Hay quien dice " yo no estoy preparado para un niño con necesidades especiales"......que ignorancia, además cuando es tu hijo no le ves nada especial, seguramente porque de especial no tiene nada, es simplemente un niñ@.


    maría

    ResponderEliminar
  2. Pues...a mí no me parece un etiqueta "fea", sino real en muchos casos y exagerada en otros. Mi hijo pertenece a esos casos reales...Lo adoptamos asumiendo el labio y la fisura y...nos encontramos con sordera profunda y un estado congnitivo, sensorial, y emocional dramático...tocaba el autismo...Lleva con nosotros dos años y medio y...ha sido muuuuy dificil ir transformado a este niño deprivado y lleno de tics y soledad...en un niño casi normal...muuuuy difícil...No hay que rebajar la importancia de las necesidades especiales de los menores que las padecen...lo que habría que hacer es un mejor trabajo por parte de las ecais que creo que sí frivolizan en algunas ocasiones; o estigmatizan en otras...Debían que informar y formar más a las familias...y tomarse más en serio, con más compromiso estas adopciones...
    Por cierto, amo a mi niño verde con toda mi alma, pero soy realista, cada día, para enfrentarme a su vida discapacitada...

    ResponderEliminar
  3. EStoy totalmente de acuerdo con anónimo, a veces las cosas son fáciles con PV, pero cabe la posibilidad de que no.
    Un labio leporino, algo de lo que todo el mundo habla como si fuera nada, resulta que si lo es, logopeda toda la vida probablemente, problemas en el cole,no le ntendian cuando hablaba y le hacian el vacio, tengo un caso muy cercano , además de muchas operaciones y en su caso el labio fisurado unido a una hipoacusia algo mucho más habitual de lo que parece, respecto a las cardiopatías pues hay de todo pero hay esta y sino que se lo digan a mi sobrino que con 11 años de vida "normal" no fútbol, no correr etc... y operado nada más naces, les ha metido un susto a sus padres en la revisión anual, con operación de urgencia de premio, el chaval esta bien, pero requieren una atención especial que no todos los padres son capaces de dar o no están formados para darla y no hablemos de las Ecais que estan a lo que están a vender la moto para sacar pasta, esto es una apreciación personal.
    Además que querer un niño sano no creo que sea pecado sea adoptado, o biológico y estar dispuesto a esperar lo que haga falta tampoco.
    Por que tanto vender la moto de que las cosas no son nada y luego cuando vuelves de china resulta que si que son y nadie te formo ni te preparó para asumirlas eso pienso es duro para los niños y para los padres.
    Un saludo
    María

    ResponderEliminar
  4. En Pasaje Verde, como todo en la vida, puede haber sorpresas. Las hay en vía ordinaria, y las hay en los embarazos. Pero lo normal es que no las haya. Un padre que adopta un niño fisurado debe saber que detrás de una fisura puede haber otras cosas. Y el que no se informa, no puede luego culpar a nadie. Los casos de logopeda de por vida, son muchísimas veces, consecuencia de una mala elección de equipo médico, al igual que las "muchas operaciones".
    Anónimo, nos sabemos tu historia de memoria, la cuentas en todas partes.
    Y por cierto, la entrada del blog no tiene nada que ver con todo esto.

    ResponderEliminar
  5. Por favor, debatamos en buena sintonía. Lo cierto es que una buena preparación por parte de los futuros padres antes de la adopción junto con una buena información por parte de las ECAIS evitarían mas de un disgusto.

    No obstante, puede ocurrir además, que desde que el orfanato envía los papeles del niño que sale en adopción hasta que realmente es adoptado, el niño caiga enfermo o desarrolle alguna otra enfermedad, cosa que no se reflejaría en su expediente (aunque teóricamente los Directores de Orfanato deberían de actualizar dicha información). Pero a pesar de todo, la información médica de los niños de PV suele ser bastante fiable (hablo de China y en general). Otra posibilidad es que al niño, cuando se le rellenaron los papeles para que fuera adoptado, no le detectaran ninguna 'anomalía', bien por negligencia en las pruebas médicas, bien por que no tenían personal suficiente para hacerlo u otra razón que se nos escapa, pero yo no hablaría de engaño.

    Lo que no podemos esperar tampoco es que la salud de nuestros hijos, sean biológicos o adoptados, tenga una garantía de por vida, como tampoco podemos pretenderlo con la nuestra.

    Gracias a todos por dar vuestras opiniones :-). Jone

    ResponderEliminar
  6. Quizás llevas razón, quizás lleves razón, que sea mejor que deje de contar mi historia...disculpa...anónimo bis

    ResponderEliminar
  7. A la moderadora...podrías eliminar mi mensaje, por favor...es cierto que me repito...demasiado...

    ResponderEliminar
  8. Ante la pregunta de: "Os imagináis la revolución en el mundo adoptivo si se empezara a etiquetar a los padres/madres por necesidades especiales??", pues os tengo que decir que este procedimiento ya existe desde hace más de 12 años, al menos en Cataluña. No es ciencia ficción, sinó el equipo de adopciones de niñ@s con necesidades especiales de la Fundació IReS. Y pienso que el término necesidades especiales, es tan importante clarificarlo en los padres como en los niños. No todas las famílias están preparadas para llevar a cabo una adopción, y menos con necesidades especiales. Todo un camino por recorrer que empieza desde la rigorosidad de los mismos profesionales.

    www.postadopcio.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. Maritxel, no sabes lo que me alegro cuando leo que las cosas se están haciendo bien. Me consta que en otras autonomías también se hace, pero sólo en acogimiento familiar y no estoy segura si en adopción nacional. Yo hablaba sobre todo de adopción internacional donde esto está a años luz. He entrado en tu blog, pero está todo en Catalán... intentaré aclararme de lo que escribes porque parece muy interesante. Muchas gracias :-), Jone

    ResponderEliminar
  10. Hola a todos:
    Nosotros estamos pendientes de una adopción por Pasaje Verde y quería decir a favor de la ECAI que nos lo gestiona que ellos pusieron mucho enfasis en que no es un camino de rosas. Sus palabras exactas fueron: "no hay bombones". Y eso nos hizo ponernos en alerta y pensarlo bien, tener presentes todos los puntos de vista, hablar con medicos que entienden del tema y meditar largo y tendido. Nos llevó un año tomar la decisión. Ahora creo estar preparada y digo creo porque aunque no me encuentre con mi hijo no sabre ante que problema me encuentro. Sera entonces cuando pueda enfrentarme a ello y solucionar los problemas que puedan surgir. Y si lo necesito buscaré ayuda de la que sea.
    Por otro lado el tema de las ECAIS también es alqo que me inquieta, ojala el tema lo llevaran directamente desde las administraciones y no nos diera la sensación de estar pagando en exceso por el servicio que prestan.

    ResponderEliminar