miércoles, 8 de agosto de 2012

Agur Erik

Todos sabemos que la vida y la muerte van de la mano, y que desde el momento que nacemos vamos caminando hacia la muerte, sin embargo nunca esperamos que esto suceda a los niños. Es tan antinatural!

El 30 de mayo del 2011 escribía unas líneas sobre la petición de ayuda para Erik, a quien la leucemia golpeaba de nuevo. Hace unos días que Erik se fue y no quiero ni imaginar el dolor, el vacío, la impotencia y el sinsentido que tiene que sentir su familia ante tanta lucha perdida. Me ha emocionado mucho saber cómo sus padres se han esforzado muchísimo en que el pequeño cumpliera muchos de sus deseos antes de partir. Se han volcado en hacerlo felíz. Imagino que esas sonrisas que vivieron con él brotarán al recordarlo cuando el dolor se amortigue un poco con el tiempo.

Cuando oigo hablar de ejemplos humanos como estos, me pregunto porqué no se habla más de este tipo de personas que lo dan todo por hacer felíz al que tienen cerca y que lo necesita. Estoy segura que ellos habrán recibido mucho más a cambio. Es indudable que el dolor les acompañará en el recuerdo, pero también la satisfacción de haber amado y de haberlo hecho con mayúsculas.

Un muxu enorme Erik allá donde estés. Sé que estarás sonriendo junto a tus padres aunque ellos no te vean.

1 comentario:

  1. Muy interesante! Sobre todo la parte de los bebes encunados con Araceli Gonzalez.
    Muy bueno el programa! Saludos de Quilmes,

    Messi.

    ResponderEliminar