lunes, 24 de septiembre de 2012

'Desadoptar'


Me acuerdo cómo hace unos meses, una niña que fue adoptada con casi cuatro años (en el momento de la pregunta tenía 9), me preguntaba si unos padres podían 'desadoptar' a su hijo o hija... Primero, me hizo gracia la palabra que se inventó, lo de 'desadoptar' y después, no me esperaba la pregunta ya que siempre piensas que les hablas, les das seguridad, información, etc. pero, está claro que por sus cabecitas pasan una y otra vez, preguntas, inseguridades y miedos. Estos días tengo este episodio muy presente.

Hace dos semanas, coincidí en uno de los Hoteles de China, con una familia que había ido a adoptar a su segunda hija. Un matrimonio majo con una hija de unos 8 o 9 años. Llevaban muchísimo tiempo esperando para esta adopción por lo que imagino que estarían nerviosos, ilusionados y con cierto punto de pánico al adoptar a un pequeño terremoto que no era un bebé. He sabido que después de unos días de convivencia con la pequeña a quien fueron a adoptar, al final decidieron no adoptarla... Me ha afectado mucho. Cuánto dolor. Siempre, en estos casos he pensado sobre todo en esos niños que son nuevamente abandonados. En este caso, esta niña estaba en Familia de Acogida y no sé si volverá a la misma familia, al orfanato o qué le pasará... pero está claro que las cosas no volverán a ser lo mismo para ella. Sin embargo, esta vez, además de pensar en la niña que se quedó allí, estoy sobre todo pensando en la 'hermana'. Esa niña que fue a china para tener una nueva hermanita, que al igual que ella iba a ser adoptada y ha vivido una realidad durísima... Cómo le puede afectar esto?

sábado, 22 de septiembre de 2012

Recordando Fuyang

Estos días, he estado mirando en casa las fotos que fui sacando en China. He vuelto a sentir muchas emociones encontradas y nuevamente, mucha, mucha impotencia al recordar la realidad de muchos de los niños que tuve la suerte de conocer. En este viaje me ha pasado lo que nunca había pensado que me sucedería. En varias ocasiones simplemente no pude, no me atreví a sacar fotos de realidades durísimas. Había algo que me lo impedía, pero se me han quedado grabadas a fuego en la memoria. Cuando ahora, en la distancia veo las fotos, me vienen esas imágenes sin sacar, como pidiendo ayuda. Por si esto no fuera suficiente, recuerdo la cara de preocupación de la Directora de Fuyang cuando empezamos a hablar de algunos de los niños y me comentó lo duros que son allí los inviernos.

Como pude visitar ambos orfanatos, el viejo, donde residen ahora y el nuevo, que aunque esté muy avanzado, aún está por terminar, le pregunté si podrían trasladarse al nuevo para el invierno y me contestó que no sabían. Ojalá, ojalá que sí, que puedan trasladarse allí y puedan organizarme mejor y en mejores condiciones.

Comparto con vosotros estas fotos de algunos de los protagonistas de allí, espero que os gusten:

https://picasaweb.google.com/jonegereka/Fuyang?authkey=Gv1sRgCMDpzKjcz-GyBQ#slideshow/5790935441711715282

Aún no puedo creer el difícil acceso que tienen que recorrer para entrar o salir del orfanato actual y lo que es peor, que para cualquier urgencia o necesidad médica medio importante, tengan que trasladarse a Hefei, que está nada menos que a unas 3 horas y media en coche. Os imagináis? Me parece increíble en un lugar donde me dijeron que vivían unos 8 millones de habitantes.

Y sin embargo, con estas realidades, siempre encuentras una enorme sonrisa en las madres de acogida... son admirables!!

martes, 11 de septiembre de 2012

Sonrisas que iluminan

Ya estoy de vuelta en casa intentando llevarme bien con el Jet Lag, aunque a decir verdad, no lo consigo... Qué malo es verdad??

Poco a poco iré compartiendo fotos y alguna que otra anécdota pero hoy quería compartir con vosotros una foto que me alegró el día ayer. Justo antes de irme, le pedí a mi acompañante en China si por favor podía ir al Hospital después de dejarme en el aeropuerto y darle a la niña de 12 años del Hospital un par de regalitos que le había comprado. Aunque no entienda ni pamplona, le escribí también una notita con un corazoncito.

Estaba impaciente de recibir noticias suyas, por eso, leer que había empezado a comer un poquito y que el dolor le había disminuído algo me alegró infinitamente, pero no os voy a negar que lo que más me alegró fue ver esa sonrisa y esos ojitos suyos que expresan un poquito de felicidad...


Ojalá estuviera más cerquita para mimarle más a menudo!!

jueves, 6 de septiembre de 2012

Fuyang y la Casa de Curación

Ayer fue uno de esos días largos, llenos de imprevistos, de acontecimientos y tan intensos, que luego te acuestas con tanta información visual y emotiva que te cuesta descansar. El día comenzó muy temprano porque teníamos más de tres horas de coche (de ida y otro tanto de vuelta!), buscábamos una gasolinera pero para mi sorpresa la mayoría no les dejaba repostar porque decían que habían anunciado subida y estaban esperando para poder vender el que tenían a más precio...!!

La llegada a Fuyang fue preciosa, no se me olvidará nunca. Tras meternos en coche por accesos dificilísimos, por estrechos, con barro, en la mitad del campo y en un lugar extremadamente humilde, entramos a un lugar que fue como una explosión de bienvenida. El orfanato había llamado a las familias de acogida que viven en las cercanías para que fueran a esperarme al orfanato porque yo no iba a tener mucho tiempo de visitas... y ahí estaban padres de acogidas con unas sonrisas impresionantes, y los niños... cada cual más asustado por ver quién demonios llegaba allí. Después visité un poco el orfanato por dentro y entré en una habitación en la que había 8 niños., 8 bebés, cuando mirabas a cada uno de ellos se te encogía el corazón.

Después pude visitar el antiguo y el nuevo orfanato y ver cómo vivían algunos de los niños en familias de acogida no tan rurales pero sí que vivían de forma aún más humilde que en campo. Me hizo pensar una vez más sobre los comentarios y expectativas de muchos padres adoptantes sobre cómo son entregados los niños, sobre la realidad de que nunca han sido bañados en agua caliente, sobre el hecho de que nunca han visto un baño en condiciones, etc, etc… Pero os puedo asegurar que son muy queridos.

Hoy por la mañana, he tenido la suerte de poder visitar la casa de curación. Qué contraste con lo que ví ayer! Ya os hablaré más y os pondré fotos cuando llegue a casa porque merece la pena conocer a los bebés que están aquí. Había dos que no he podido verlos porque estaban hospitalizados pero me han dicho que van bien.

Mañana empieza el viaje de vuelta a casa!! Qué bien suena…! Van a hacer 10 días desde que me fui y la verdad es que tengo ya ganas de entrar en mi normalidad. Preparaos que volvemos ¡!!!!!!!!!!

martes, 4 de septiembre de 2012

Hospital de Hefei

Tras un día más movido de lo que nos esperamos ayer en el Orfanato, hoy hemos estado en el Hospital Infantil de Hefei, siguiendo lo que nos habían programado desde el orfanato. El Hospital Infantil en sí es enooorme. Lo componen tres edificios, pero hemos estado dentro del más pequeño, un edificio de cinco plantas, que era el de pacientes externos.

Primero, le han sacado sangre a Annie, y ha montado la marimorena!! gritos, patadas... ella tenía claro que no quería que la pincharan y la verdad es que les ha costado muchísimo hacerlo. La pobre gritaba Ayudaaaa!!! Se le ha tenido que oir en toda China! Tras la escena que ha montado, han estado discutiendo la posibilidad de tener que anestesiarla para poder hacerle la ecografía del corazón, pero al final, tras una pequeña charla con ella, se ha portado como una jabata. Impresionantemente bien. Es una campeona!!

En el Hospital, entre varios niños que he podido ver mientras esperábamos para la ecografía de Annie, he podido conocer a una niña de unos 12 años que me ha robado el corazón. En la habitación había 5 camas con niños con diferentes ´cosas´, algunos acompañados pero ella no. Es del orfanato de Hefei.Tenía los pies escaolados entre otras cosas y una mirada que va más allá de la tristeza... Me he acercado y he sentido una absoluta impotencia por no poder comunicarme con ella. Le he cogido la mano y le he acariado la frente y su mirada me iba traspasando. Cuando me han dicho que nos teníamos que ir le he dicho ´´Zai Zien´´ y con esos ojos que seguían mirandome con dolor y soledad ha levantado la mano, moviéndolo y diciéndome adiós....

Mañana tengo que madrugar porque voy a Fuyang y según parece está a unas tres horas y media en coche. Intentaré buscar un hueco a la vuelta y si no al día siguiente para contaros...

domingo, 2 de septiembre de 2012

Llegada a Hefei

Ya estamos en Hefei. La vista de la ciudad desde el avión me ha soprendido muchísimo, no tenía el recuerdo de que era TAN inmensamente grande. Miraras por donde miraras había bosques de rascacielos y casas.

Hoy está jarreando en Hefei. Está precioso si no fuera por el calor. Ha amanecido bueno pero en un momento se ha puesto como si la oscuridad fuera a comer la ciudad, aunque de vez en cuando los rayos lo iluminaban... He oído una de las mayores Sinfonías con Tormentas de mi vida. Ha sido impresionante.

Ayer cuando llegamos al Aeropuerto fue precioso el encuentro entre Annie y la persona que nos fue a buscar. Yo le había hablado de él pero no creo que se acordaba. Sin embargo, cuando lo vió se le acercó y le dió un abrazo enorme. Al pobre lo dejó 'descolocado' je, je...

Nuestra estancia en Hefei coincide con la adopción de una niña muy especial: Becca. Ella estuvo en la Casa de Curación de Hefei y hasta ahora ha estado en una familia de acogida donde ha sido muy querida. Yo la conocí en el viaje médico de fisuras del 2009. Ella solita llenaba el Hospital porque no paraba quieta y se quedaba con todo el personal del Hospital. Es entantadora. El padre de acogida de esta niña fue a buscarnos ayer también al aeropuerto y se me cayó el alma a los pies viendo su expresión. Estos días tendré que estar varias veces con él y no sé qué decir, ni qué hacer, es tan duro para ellos.

El martes por la mañana iremos al Hospital y seguramente el lunes por la tarde nos llevarán al Orfanato pero no al que yo conocí y donde vivía Annie de pequeñita. Por lo visto los niños fueron trasladados a un orfanato nuevo que está mucho más lejos del centro de la ciudad. El orfanato antiguo se ha convertido en una residencia de ancianos.

sábado, 1 de septiembre de 2012

Adios Shanghai

Tras disfrutar de un precioso día en Shanghai, hoy salimos para Hefei. La ciudad en la que Annie estuvo viviendo hasta que la llevamos a operar a Bilbao. Ella dice que recuerda a sus amigos del orfanato y cuando mira la foto de la médico del orfanato que la acompañó a Pekin cuando fui a buscarla, dice que también la recuerda. Debe ser verdad porque en una de las fotos aparece la médico con una bolsa en las manos (no se ve nada de lo que hay) y ella dice que había chucherías... Después de que lo ha dicho, me he acordado de que en el Hotel para evitar que se pusiera morada, sacó algo de una bolsa y le dio. Ese algo era un chupachúps.
Creo que está nerviosa, y yo, un poquito, también...