sábado, 26 de enero de 2013

Apadrinando un futuro

Estos últimos días han sido muy duros en cuanto a las noticias que nos iban llegando de China y de lo que estaba pasando allí con los niños. Cuántas veces hemos visto artículos sobre lo perjudicial que es para un menor estar en un medio institucionalizado, cuántos trabajos de investigación y tiempo dedicado a este tema, con la esperanza de que quienes toman decisiones pensando en el 'bien del menor' los tengan en cuenta. Y sin embargo, lo que está pasando ahora mismo allí y en otros lugares como Rusia me hacen pensar que estos trabajos no sirven para nada.

Cientos de niños que estaban en Casas de Acogida y con familias que les querían están siendo trasladados a orfanatos. El fuego ocurrido en Henan y la muerte de esos siete pequeños han sido el detonante de que se estén tomando este tipo de decisiones como queriendo justificar el traslado de estos menores y el cierre de muchas casas que acogían a estos huérfanos. Muchísimos de ellos son muy conocidos a nivel internacional, cuidaban a los niños con cariño, y se ocupaban de darles cuidados médicos, etc. Como ejemplo os pondré una historia que ha ocurrido esta semana. Una de las cuidadoras de una Casa que acogen a huérfanos y los cuidan vio cómo dos hombres se alejaban de la verja... al rato descubrió a un bebé de más o menos un mes. Lo acababan de abandonar con una nota diciendo que no podían hacerse cargo de sus gastos médicos... A las pocas horas, aún siendo esta una Casa reconocida y legal en el lugar, los oficiales se han llevado al bebé a un orfanato... cuando sabemos que en un orfanato no van a poder atender a las necesidades médicas de ese menor en concreto. Qué impotencia y qué tristeza pensar en esos padres que han elegido ese lugar para que cuiden al bebé y que después no se les permita cuidarlo. ¿Qué pasará con ese bebé ahora?

Sé que todo es muy reciente y que aún va a durar lo de los traslados de los menores a los orfanatos, pero tengo la esperanza de que pasado un tiempo, poco a poco permitan de nuevo que estos menores vuelvan con familias de acogida y que aquellos que necesiten cuidados especiales, los puedan tener. Sé que hay directores de orfanatos que se preocupan realmente por los niños y sé también que muchos de los orfanatos se van a ver desbordados por la cantidad de niños que van a tener a su cuidado. Aún no he visto que hayan aumentado el número de cuidadoras, ni que han pensado en cómo ampliar la infraestructura...


Pero de mientras, intentaremos ayudar a estos menores a que su nueva etapa sea lo más feliz posible. Varios de estos huérfanos han llegado al programa de educación de LWB-S y estamos buscando padrinos para ellos. Si podéis ayudarles o si conocéis a quien pueda hacerlo, por favor, pasad la voz :-). Trimestralmente recibiréis información de cómo van evolucionando y, la verdad es que sus cambios suelen ser espectaculares.

Podéis solicitar más información en spain.info@lwbmail.com.
Muchas gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario