martes, 21 de mayo de 2013

Adios querido Zane


Hay noticias que nunca deberíamos de dar, como hay sucesos que nunca deberían ocurrir. Esta es una de ellas. Ayer, leía un terrible mensaje en el que decían que Zane se había caído. Una mala caída de la que no podría sobrevivir y efectivamente a las pocas horas nos dejó.

Como suele ocurrir en estas ocasiones, se te avivan los recuerdos y a mí se me avivaron sus sueños. Zane había nacido con una cardiopatía de las muy complejas. Salvó muchos obstáculos, peleó por su vida con una fortaleza increíble. Pero para él la operación de corazón sólo era un medio para poder ser un niño normal. Él quería jugar como los demás, él quería una familia...  y por fin estaba cerca de conseguirlo ya que en Julio iba a conocer a su familia.

¿Cómo entender esta perdida después de todo lo que ha peleado?¿qué sentido tiene que una caída se lo lleve?

Después de sentir un profundo dolor por su pérdida he querido pensar que se ha ido contento porque sabía que lo iban a adoptar y que iba a formar parte de una familia. Si realmente hubiera sabido la cantidad de gente que le queríamos en la distancia hubiera alucinado el pobre.


Descansa en paz pequeño Zane.